Objetivos estratégicos y el CETA

Objetivos estratégicos y el CETA

Objetivos estratégicos y el CETA

Una aproximación a la decisión sobre el CETA desde la Dirección Estratégica, permite entender mejor la posible razón y el alcance de la decisión que sobre el acuerdo ha tomado la nueva dirección del Psoe.

El nuevo Psoe salido de las primarias y del 39 congreso, con sus resoluciones por una nueva socialdemocracia, y un nuevo equipo liderado por Pedro Sánchez, aparentemente ha planteado dos objetivos estratégicos:

  • Somos la Izquierda. El lema del Congreso

  • Somos la alternativa al PP. Vamos a construir una alternativa al gobierno del pp.

El siguiente paso, seria priorizar entre ambos. ¿Cuál es el primer objetivo, y cual segundo?, para posteriormente pasar a definir las acciones a desarrollar.

La experiencia indica que es una ilusión pensar que se puede gestionar adecuadamente cualquier organización sin tener clara la prioridad de objetivos. Las acciones a desarrollar son diferentes, y en caso posible de colisión entre ambos, es necesario saber cuál debe predominar.

Entre las acciones, el equipo dirigente, debe diseñar una o varias de pronto “éxito”. Se trata con ello de despejar enseguida la incertidumbre que acompaña a cualquier proceso de cambio. Un “éxito” confirma que se tiene la firme voluntad de convertir lo dicho en hechos, y que es posible andar el nuevo camino escogido, facilitando así que la organización se alinee sin dudas con lo establecido.

Bajo el prisma anterior, la decisión de abstenerse en el CETA, parece indicar que la prioridad establecida es la de “somos la izquierda”.

La actual distribución de votos y escaños señala que el bloque PP + C´s, suma unos 500.000 votos y 13 escaños más que el bloque Psoe + UP. Por ello, aunque se de una recomposición en el bloque de izquierdas en favor del Psoe, no será suficiente para conseguir el otro objetivo estratégico de construir una alternativa al gobierno del pp.

Si lo anterior es tan evidente, ¿Por qué priorizar el “somos la izquierda”?

Una posible respuesta. Ambos objetivos, son en realidad acciones tácticas, destinadas el primero a convencer a los votantes situados más a la izquierda, “somos la izquierda”, y el segundo destinado a los votantes situados más en el centro, “construir una alternativa al pp”, del verdadero objetivo estratégico:

  • Formar Gobierno después de las siguientes elecciones generales.

La gestión conjunta de ambas acciones tácticas no será fácil y pondrá a prueba la capacidad del nuevo equipo, que tendrá en las elecciones autonómicas y municipales del 2019 una primera medida de cómo lo estará haciendo.

Siguiendo con esta hipótesis, cabe esperar que próximamente, tal y como se ha enunciado, se visualicen acciones parlamentaria que aúnen la capacidad de unir a Psoe, Up y C´s, junto a otras de fracaso en tal unión, trasladando el mensaje a la ciudadanía, que en las actual situación parlamentaria, no es posible construir una mayoría parlamentaria permanente al pp. Al tiempo se irán alternando con decisiones como la del CETA, que muestren que el Psoe es la izquierda posible, la Izda de gobierno.

Para alcanzar ese objetivo, harán falta entre otras, dos cosas. Conseguir al menos 2 millones de votos más de los que se tienen, y que el partido haya comprendido perfectamente la naturaleza de las actuaciones que se han ido desarrollando, y actué como amplificador ante la ciudadanía de las decisiones de la Dirección. El cambio de posición repentino sobre el CETA, ¿ayuda en ambas?

FMM

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR