No es no a la adjudicación de las Escuelas Infantiles de Majadahonda a la empresa Babyteca

No es no a la adjudicación de las Escuelas Infantiles de Majadahonda a la empresa Babyteca

No es no a la adjudicación de las Escuelas Infantiles de Majadahonda a la empresa Babyteca

Votamos NO a los pliegos de condiciones del concurso, votamos NO a la adjudicación a la empresa Babyteca y ahora recurrimos (Ver Recurso) dicha decisión del Pleno ante el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de la Comunidad de Madrid porque no compartimos los principios del PP en virtud de los cuales se valoran más los aspectos económicos sobre los proyectos educativos. Y además en una situación como en la que actualmente se encuentra el Ayuntamiento de Majadahonda, con más de 45 millones en la caja.

Y ¿por qué no es no?

Sencillamente porque se trataba de elegir entre dos alternativas (citamos textualmente el escrito de conclusiones de la mesa de contratación a la vista de los proyectos presentados): una para la que los elementos que componen el proyecto educativo “están poco desarrollados y contextualizados”, “confundiendo proyecto educativo y propuesta pedagógica” y “sin incluir un plan de acción tutorial”, frente a otra cuyo proyecto está “muy bien desarrollado con señas de identidad y criterios teóricos y metodológicos que están en la base de las actuaciones que proponen”; “proyecto centrado en el niño, muy adaptado al contexto social de la escuela que se propone, con objetivos, prioridades de actuación y principios psicopedagógicos coherentes que tienen en su base las necesidades de los niños y tiene en cuenta a las familias”.

En segundo lugar, respecto de la propuesta pedagógica, había que elegir entre una alternativa que “desarrolla los elementos de la Unidades de programación integrales, pero algunas UPIS no están adaptadas al grupo de edad; con un desarrollo escaso de la evaluación y que no incluye medidas de atención a la diversidad” y otra “acorde con sus principios metodológicos y con las bases teóricas que sustenten su práctica, que establece los objetivos generales por ciclo y organiza las UPIS a partir de los ejes que se corresponden con los trimestres y el proceso de desarrollo de los niños en la escuela a lo largo del curso escolar; y que determina las actuaciones para la colaboración y la participación de las familias”.

Con relación a los planes de atención al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo, la elección era entre la opción sobre la que los evaluadores opinan que se trata de un “apartado insuficientemente desarrollado y que no incluye a todos los colectivos a los que debería ir dirigido” y aquella otra a la que se menciona en el siguiente sentido: “el plan que proponen queda recogido a lo largo de todo el proyecto educativo, haciendo un planteamiento desde la inclusión y no desde la diferencia. Aportan el protocolo de derivación y coordinación de recursos de la CAM y del Ayuntamiento en la atención a los niños de necesidades educativas especiales”.

Y finalmente, respecto de las acciones encaminadas a fomentar la calidad, la elección era entre una alternativa que “presenta algunas propuestas pero no las desarrolla suficientemente” y otra que “propone acciones para el fomento de la calidad como: proyecto de lenguaje bimodal, proyecto de ecoescuela, uno de tecnología de la información, formación permanente del profesorado y comprensión del niño desde la teoría del apego”.

Con ese análisis, tomado textualmente de las conclusiones de los técnicos, cae por su propio peso que la elección correcta sería la segunda, pero como prima más la propuesta económica, el hecho cierto es que la adjudicación ha sido a la primera de ellas, Babyteca.

ZMM

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR