LA RENTA BÁSICA UNIVERSAL

LA RENTA BÁSICA UNIVERSAL

LA RENTA BÁSICA UNIVERSAL

Hemos creído que es importante aclarar que es la renta básica universal, sobretodo en estos tiempos en que se viene citando por algunas formaciones políticas, por noticias periodísticas con notables confusiones respecto a su identificación con la renta básica de inserción o con otras fórmulas de apoyo económico a los más desfavorecidos.

Daniel Raventós Pañella doctor en Ciencias Económicas, profesor titular del departamento de Teoría Sociológica de la universidad de Barcelona es nuestra referencia más importante en España sobre este tema. Su primer libro en el año 1999 “El derecho a la existencia” fue un hito al que han seguido muchos trabajos sobre el tema, es también el presidente de la Red Renta Básica, sección oficial de la Basic Income Earth Network (BIEN). En el PSOE de Majadahonda tuvimos la satisfacción de traerle a dar una charla sobre el tema en la Casa de la Cultura.

Ha editado un pequeño libro cuya lectura recomendamos y que servirá de guía para esta pequeña introducción al tema. “¿Qué es la Renta Básica? Preguntas (y respuestas) más frecuentes”. El viejo topo 2012.

En Wikipedia “renta básica universal” hay un completísimo artículo que vale la pena consultar,

Qué es la Renta Básica

La Renta Básica Incondicional (RBI), también llamada Renta Básica Universal,  es una forma de sistema de seguridad social en la que todos los ciudadanos o residentes de un país reciben regularmente una suma de dinero sin condiciones, ya sea desde un gobierno o alguna otra institución pública, además de cualquier ingreso recibido de otros lugares. La recibe todo miembro de pleno derecho o residente de la sociedad incluso si no quiere trabajar de forma remunerada, sin tomar en consideración si es rico o pobre o, dicho de otra forma, independientemente de cuáles puedan ser las otras posibles fuentes de renta, y sin importar con quién conviva”.

Dicho en términos sencillos todos los ciudadanos reciben una cantidad de dinero por el mero hecho de ser ciudadanos.

Naturalmente siguen recibiendo los servicios públicos de sanidad y educación, al que se añadirá esta renta.

La RB constituye una medida para garantizar a todos los ciudadanos un nivel mínimo de subsistencia material. Nadie puede contribuir de modo positivo a la sociedad si no tiene asegurada mínimamente su subsistencia material. Nuestra sociedad no puede permitir que alguno de sus miembros no tenga una capacidad económica mínima que le permita subsistir. Este derecho ciudadano no debe estar condicionado. Debemos mantener la dignidad de todo ciudadano, debemos hacerla sentir partícipes de esta sociedad, debemos eliminar las dádivas de los gobiernos de uno u otro signo que parecen limosnas dadas a los más pobres y que engendran en ellos vergüenza social. No todos son culpables de su situación como hemos visto en nuestro país con esta larga crisis que hemos sufrido.

La RB constituye una medida para ayudar a alcanzar la libertad y un desarrollo social y humano más justo, que proclaman (retóricamente en demasiadas ocasiones) tantos y tantos gobiernos de diferente signo ideológico en todas partes del planeta. La RB no es sólo una propuesta de lucha contra la pobreza, y si así fuera, por si misma sería suficiente para ser defendida. Sin embargo, la RB es una propuesta que pretende actuar también sobre los problemas derivados de las desigualdades sociales y económicas, desigualdades de género, de trabajo precario, de paro, de exclusión y discriminación social e incapacidad para hacer valer derechos políticos y sociales…”

La incorporación de la RB en nuestro sistema exige cambios en fiscalidad, relaciones laborales y seguridad social que deben adaptarse a esta nueva realidad. Se ha trabajado mucho sobre estos puntos cuya necesidad de cambio sería necesaria. También hay una importante discusión sobre quién debe ser considerado un ciudadano, así como la edad a partir de la cual debería aplicarse. No trataremos aquí estos temas que exigen una discusión técnica sobre su aplicación y reforma.

Dudas sobre la posibilidad de su aplicación en nuestro país

Viabilidad económica. Las propuestas sobre este tema nunca han sido analizadas con seriedad. El interés político de algunos partidos de la derecha y periodistas afines de demostrar su inviabilidad han utilizado argumentos tan elementales como multiplicar la población total de España por una cifra de 6.000€ anuales lo que nos lleva los doscientos cincuenta mil millones de euros. Es un cálculo falso donde no se han tenido en cuenta en primer lugar el número real de ciudadanos, restar el importe del paro, de una parte de los pensionistas actuales que no recibirían la RB ya que esto se aplicaría a los nuevos pensionistas, de la estructura administrativa actual,…Hay un fuerte debate sobre este tema que puede verse en diversos artículos en Internet.

Desincentivación de la búsqueda de trabajo. Existe también un amplio debate sobre el impacto que produciría la RB en el empleo. Un importante argumento cualitativo es el fomento de un trabajo más acorde con las aspiraciones motivacionales de cada ciudadano para trabajar en aquello que se aproxima más a su vocación. Tampoco parece lógico suponer que fomentaría una sociedad de vagos y ociosos ya que la RB es sólo un mínimo para subsistir y además la ambición de vivir mejor junto a la vocación por un trabajo que gusta e interesa haría del trabajo algo deseado y no una carga indeseable. También hay una amplia discusión sobre este tema. En Finlandia se está llevando a cabo un experimento social sobre dos mil personas seleccionadas para comprobar el efecto de la RB sobre el empleo.

Conclusión

El PSOE ha tenido un éxito histórico en la construcción del estado del bienestar con una sanidad pública de calidad, una educación pública que facilite la igualdad de oportunidades, una seguridad social garante de las pensiones. Estos programas por las que hubo que luchar a lo largo del siglo XX forman hoy parte de nuestra sociedad y son aceptados muy mayoritariamente por los ciudadanos. Hay que seguir defendiéndolos contra los movimientos de privatización que ven en ellos un negocio más que un servicio.

Estos éxitos del pasado no son suficientes para seguir mejorando la sociedad del siglo XXI para que sea más libre, más solidaria, más feliz y, en resumen más democrática. La aplicación en el futuro de la Renta Básica Universal puede ser una nueva propuesta socialista para seguir avanzando en esa mejora de la Sociedad del siglo XXI.

En el programa aprobado en el Congreso del PSOE del mes de junio se incorporó el ir avanzando hacia un Renta Básica.

“…la propuesta del PSOE de un Ingreso Mínimo Vital, y la iniciativa de los sindicatos, ya tomada en cuenta en el Parlamento, de establecimiento de una renta mínima, estos objetivos deberían avanzar hacia una naturaleza estructural dentro del sistema fiscal, y tener posibilidades de progresar en el futuro hacia una Renta Básica”

JLB

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR