CIUDADANOS VIP y ciudadanos de segunda

CIUDADANOS VIP y ciudadanos de segunda

CIUDADANOS VIP y ciudadanos de segunda

El gobierno del Partido Popular distingue con toda claridad entre unos ciudadanos y otros:

  • Ciudadanos de primera, o ciudadanos VIP
  • Ciudadanos de segunda, o de menor importancia.

Hace cinco años , en 2012, el gobierno aprobó por decreto una amplia amnistía fiscal, camuflada con otro nombre, por la que los capitales negros  que se acojieran a ella, solo tributarían al 10 %, tributación,  que en la práctica, utilizando  diferentes artificios quedó reducida al 3%. El supuesto objetivo de esta operación  era contribuir a reducir el déficit, que en 2012 era muy abultado. Este objetivo no se consiguió, pues el dinero recaudado fue de apenas 1.200 M€, cantidad totalmente insuficiente. El PSOE recurrió ante el Tribunal Constitucional (TC), que finalmente nos ha dado la razón y un buen correctivo al Ministro de Hacienda.

Sin embargo la tardanza del TC en tomar una decisión, cinco años, ha permitido que las resoluciones fiscales sean firmes y no se pueda exigir a estos (NO) contribuyentes que paguen lo que deben. Si el retraso es debido a la intrinseca lentitud de la justicia o tiene otras causas, lo juzgará cada uno.

De una forma o de otra los ciudadanos, y empresas  VIP, que tienen cuentas en paraísos fiscales, han podido regularizar su situación privilegiada a precio de saldo, y entre ellos, muchos de los afectados por las tramas de corrupción que invaden España.

Hay sin embargo otra categoría de ciudadanos, los pequeños accionistas y bonistas del Banco Popular, que, de la noche a la mañana, han visto reducidos a cero sus ahorros por el hundimiento fulgurante, debido al parecer, a falta de liquidez, inducida por operaciones basadas en información privilegiada, de esta entidad. El BCE, Banco Central Europeo, en una operación fulgurante del,  ha considerado cero el valor del Popular y lo ha vendido por 1€, y hacerse cargo de las deudas, al todopoderoso Banco de Santander.

El Banco Popular, que hace pocos años se consideraba uno de los bancos más sólidos de España, se ha visto reducido a la nada por la mala gestión de unos ejecutivos mediocres que han sido premiados con decenas de millones de indemnización. El gobierno y el Banco de España despejan a corner, echando toda la culpa al BCE y se felicitan de que los depósitos no se hayan visto afectados, no podría ser de otro modo pues están protegidos por el fondo de garantías de depositos, y que  no tiene ningún coste para el contribuyente, lo que está por ver pues puede existir alguna vía lateral por la que el contribuyente acabe pagando toda o parte de la factura. Los accionistas y bonistas del Popular, que habían acudido a una ampliación de capital hace tan solo unos meses, confiados en unos informes favorables, se ven abocados a un pleito, seguramente largo y costoso para recuperar sus ahorros. Hay sobradas razones para reprobar al Ministro de Hacienda y exigir su dimisión o cese, aunque seguramente, sin ninguna efectividad

Desde luego existen  más categorías de ciudadanos, que son bastante peor tratados: parados de larga duración, jóvenes, mujeres o emigrantes, y que no son afectados por esta operación por el simple hecho de que no pueden tener acciones ni bonos del Popular, ni de ninguna otra entidad. Aunque estos ciudadanos necesitan con mayor motivo  el amparo de las instituciones, conviene poner de manifiesto que las clases medias, las que pueden tener ahorros en forma de  acciones, también son atacadas sin piedad por el gobierno del Partido Popular.

AdministratoR

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR